El presidente Nicolás Maduro denunció que los terroristas fueron entrenados en el Norte de Santander

Prensa MPP- Despacho (08.08.18).- Una detallada cronología sobre el magnicidio frustrado del pasado 4 de agosto, cuya investigación y evidencias demuestran la complicidad del gobierno de Colombia fue presentada por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, durante una alocución nacional, transmitida desde el Salón Ayacucho, Palacio de Miraflores, donde reveló que los drones utilizados estaban cargados de pentrita y pólvora.

Explicó la existencia de dos grupos de terroristas, uno de ellos el Bravo, según se desprende de las comunicaciones entre ellos, estuvo ubicado en el Centro Empresarial Cipreses y desde el piso 10 pusieron a volar el dron, que incluso pasó por encima del Tribunal Supremo de Justicia.

Afirmó que los terroristas fueron entrenados en el Norte de Santander, Colombia, en la comunidad de Chinácota. “Una de las poblaciones con mayor presencia militar de todo el norte de Santander”, expresó al indicar: “hermanos de Chinácota y del Norte de Santander, ustedes saben de la dictadura que han impuesto estos grupos en esas poblaciones”.

Explicó que el atentado terrorista había sido planificado para el 24 de junio en Carabobo y el 5 de julio, encontrando como ventaja la avenida Bolívar el pasado 4 de agosto, según las investigaciones realizadas a celulares y computadoras.

“Desecharon la idea de hacerlo en Carabobo porque no estaban preparados, además, tuvieron un problema con la llegada de los drones”, refirió al explicar que desde la desaparición del comandante Hugo Chávez, por cuestiones de seguridad no es pública la agenda presidencial. “Desde hace muchos años grupos han estado intentando hacerle daño al comandante Chávez y a mi persona”, precisó.

Atentado con dos drones

Los GPS de los drones fueron programados para ser ejecutados durante el acto en la avenida Bolívar “y reciben la confirmación de que dicho acto sería allí el viernes en horas de la tarde”, continuó explicando el Mandatario nacional.

El dron asesino fue levantado por el grupo dos de los terroristas, recorrió el Poder Electoral y las instalaciones del Judicial, y llegó a la arteria vial más importante del Municipio Libertador: la avenida Bolívar.

“Este fue perturbado por los equipos tecnológicos que usamos para inhibir señales y pudimos bloquear el mando de control del aparato”, indicó al tiempo que se refirió al segundo dron, que fue levantado por el equipo 1 de los asesinos a sueldo “que estoy seguro van a recibir la pena más pesada por el intento de magnicidio”, acotó.

Conformado por cuatro integrantes, el equipo uno de los terroristas levantó el dron desde la esquina de Curamichate, a una cuadra de la avenida Bolívar, y esperaban hiciera un recorrido circular para entrar por la avenida Fuerzas Armadas y entrar de frente contra la tarima presidencial.

“Era una operación envolvente de dos drones preparados, con terroristas entrenados en Colombia”, insistió.

Al agradecer y reconocer el oportuno trabajo realizado por el Sebin, DGCIM y el CICPC indicó que a solo 10 minutos del atentado el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, le informó sobre la captura de dos personas con mandos de drones y posteriormente, la detención de un segundo grupo, “a partir de allí se empieza a identificar a los financistas”, puntualizó.

De la inteligencia popular a las guarimbas de 2017

“Por la inteligencia popular capturamos a las personas”, indicó el presidente Nicolás Maduro al relatar que fueron mujeres valientes quienes detuvieron y alertaron a las autoridades sobre la presencia de extraños quienes pusieron los drones en funcionamiento. “Gracias a la inteligencia y valentía popular”, acotó.

Así el jefe de Estado solicitó a los y las venezolanas para que actuaran, junto a los cuerpos de seguridad, para garantizar la captura del resto de los implicados en la operación terrorista.

Asimismo, reiteró la participación de los autores materiales en las guarimbas de 2017 y, antes de mostrar un vídeo testimonial de uno de los terroristas capturados, afirmó: “De pie vivos y victoriosos estamos todos los venezolanos porque ha triunfado la paz sobre la violencia y tiene ahora que triunfar la justicia, ya que es la que prepara el terreno para la paz”.

El testimonio de Juan Carlos Monasterios, alias Bond, fue una prueba contundente mostrada al país que no deja lugar a dudas sobre la implicación del eje de Colombia-Miami y Caracas. Monasterios participó en el ataque terrorista del Fuerte Paramacay el pasado 6 de agosto de 2017, y luego de su captura dio detalles acerca de, con quiénes se reunieron, quién los financió, entrenó, los autores materiales y quiénes los dirigieron desde Colombia, Miami y el lugar donde recibieron entrenamiento en la finca Atlanta, en Chinácota, al Norte de Santander, Colombia.

Foto: Prensa Presidencial